Día 11 (Europe’s livin’ a celebration)

Hoy estoy de celebración. Estoy bastante orgulloso de haber superado el ecuador de estos 21 días sin que me busquen plaza en algún cottolengo y sin haber tirado por la borda todas las asignaturas. Cuando empecé a notar que mi vida estudiantil iba a ser así, ya asumí que se vive al borde del precipicio muchas veces, y a corto plazo siempre se tiende a pensar que ser trabajador saldría más rentable, sobre todo cuando llega el agobio. Pero visto en perspectiva, la relación de horas de trabajo/resultados sale muy bien, y uno puede llevar un ritmo de vida más relajado.

También tengo que celebrar que hoy sí que he cumplido lo que tenía calendarizado, que tampoco era gran cosa, pero ya se me han hecho las tantas por el simple motivo que a continuación expongo:

WhatsApp Image 2017-12-14 at 02.28.07

No sé hasta qué punto me puedo sentir satisfecho de mantener la segunda ficha del dominó en pie cuando ya he tirado la primera, pero bueno, voy a tirar de autoengaño y decir que hoy he hecho las cosas bien.

También tengo que celebrar que el estado de tramitación mi beca ha cambiado después de 2 meses, lo cual significa que mi economía mejorará sustancialmente en un futuro a medio plazo. Si supieran que en vez de ser un estudiante ejemplar me dedico a escribir estas cosas igual hasta me dejaban pasar hambre (si están leyendo esto, maravillosas personas del Ministerio de Educación, sepan que los quiero. Dénme de comer).

Y los que también tienen algo que celebrar, pero todos los días, son los de la Facultad de Magisterio de la Universidad de Valencia. Este mediodía he entrado por primera vez en ese sitio y me he encontrado dibujos en el hall, gente haciendo una especie de gymkhana por toda la facultad, la cafetería llena de gente hablando… Se respiraba un ambiente bastante peculiar, como si todos los días fuesen fiesta allí. A todo esto, iba a recoger a Paula (¡hola!), que salía de hacer un examen de un libro que si se lo hubieran dado a leer a alguien en un preoperatorio a lo mejor no hacía falta ni anestesia. Tal vez mi percepción no ha sido del todo buena…

De todas formas hoy era día de celebraciones, así que que no pare la fiesta. La Curva del Desastre, por lo menos, no ha ido a peor.

giphy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s